Harmony Clean Flat Responsive WordPress Blog Theme

Avanzando en verano

1:06:00 Rubén AC 0 Comments Category :

Buscando el ritmo

Una de las cosas que más me preocupan a la hora de empezar un nuevo proyecto literario es si podré o no meterme de lleno en el desarrollo con la suficiente confianza en la historia como para no estancarme. Todos mis proyectos parten de una premisa, una idea a raíz de la cual voy desarrollando toda su trama, pero esa premisa no siempre llega a buen puerto. A veces, un comienzo potente puede quedarse en tierra de nadie, llenándote  de frustración sin saber si hay solución, si tendrás que empezar de cero o directamente descartar esa idea y pasar a otra cosa.  Esa sensación no se la deseo nadie.

Hoy quería hablaros de cómo estoy trabajando durante estos meses de verano. Como ya os comenté, empecé de nuevo a centrarme en la escritura hace un par de meses, y para ir entrando en calor, con lo fácil que habría sido abrir la ventana... decidí ponerme con la preparación de Mañana podría ser un gran día para su publicación en papel (aquí os dejo el enlace a Amazon).  Así una vez acabado el trabajo de revisión y alguna que otra reescritura, poder empezar con una nueva historia, que ya era hora.

Os he hablado alguna que otra vez de que este año ha sido desde el principio muy desconcertante para mi, con cambios  a nivel personal (no malos necesariamente) de esos que piden tiempo para asimilar y acostumbrarse. Apenas he leído nada y durante la primera mitad del año no he tocado un procesador de texto ni para hacer la lista de la compra en el móvil, así que iba con miedo a la vez que con ganas al volver al "curro". Soy muy inseguro (vamos, como si no lo hubieseis notado ya...) y dudo mucho a la hora de decidir si un escrito va por el buen camino. Como iba diciendo antes, al terminar mi tarea pendiente, pasé a desarrollar mi próxima historia, y para ello recurrí al cajón de proyectos, del cual rescaté uno que había dejado aparcado hacía un tiempo, que realmente estaba avanzado, ¿y qué paso? Pues que me ha costado horrores sentirme cómodo, pillar el ritmo y en definitiva meterme en la historia. He tenido problemas para encontrar el camino que quería seguir, y de hecho aún los tengo. Me está costando, pero no quiero que el miedo o un bloqueo pasajero me hagan aparcarlo de nuevo otros seis meses, porque uno nunca sabe cuándo dejará de disponer del tiempo necesario para escribir, de poder dedicarse en cuerpo y alma a esta bonita pasión.

¿Porqué os cuento esto? Básicamente para intentar despejar la mente antes de volver a ponerme con ese proyecto al que tendré que darle otra vuelta de tuerca más, hasta que sus personajes y sus enredos me convenzan lo suficiente como para llegar al final junto a ellos. Quería hablaros un poco de este proyecto y mis intenciones, de lo que quiero conseguir. En un principio, tenía pensado cambiar de género para mi nueva historia, pero al final acabé diciéndome lo de siempre: venga, mejor para la próxima. Así que de nuevo me encuentro enfrascado en un thriller con suspense, asesinatos y algo de drama, lo habitual en mi escueto curriculum. Pero me propuse llegar un poco más lejos con esta nueva tentativa. Esta historia tiene más oscuridad, más de eso que puede hacer repugnante al ser humano. Mis historias siempre tienen un toque liviano entre tanta muerte, hay elementos de novela negra pero salpicados con personajes y momentos de humor o desenfado, y en esta historia quería huir de ello, todo un reto para mí. La narración sigue de nuevo a varios personajes implicados en una trama que se va ampliando por separado, cada uno de ellos motivados  por diferentes elementos que los llevará hasta el punto de no retorno, donde todo converge y cobra sentido como unidad. Hay mucho de la calle, de mafias y corrupción, situaciones de esas que incluso a quien las escribe le cortan el cuerpo. Algo muy importante para la historia, es la noche, aquí es un personaje más y debe sentirse como tal, pues las peores pesadillas ocurren en la oscuridad.

Ahora ya dejo de ponerme tan intensito. En definitiva, una historia más madura y sería de lo habitual en mí, que al empezar me motivaba muchísimo, que veía con muchas posibilidades, pero que a día de hoy es un dolor de cabeza que no se por dónde saldrá al final. He cambiado el inicio varias veces y hasta algunos personajes han ido cambiando de bando según el día. Algo determinante a la hora de elaborar una historia es  encontrar ese elemento que la haga única, el giro de guión inesperado, el personaje inolvidable... Es pronto para decir si finalmente voy a seguir trabajando en ello, pues lo que no quiero es perder las ganas de escribir por culpa de una mala decisión.  Así que os iré informando de mi progreso con el fin de que algunos de vuestros ánimos (o un "pírate" que suene convincente) me ayuden a solucionar los problemas que se me presenten. Por si me da por hablar de esto por twitter (o a vosotros conmigo) usaré el HT #ProyectOscuro para referirme a mi "problemilla". 

Tengo pendiente aún pasarme a adecentar y actualizar mi página web, pero tendrá que esperar hasta que me sienta más tranquilo con este proyecto que me mantiene en tensión. Nosotros nos vemos por las redes.

¡Hasta pronto!

RELATED POSTS

0 comentarios

Seguidores